haz click para mandarnos un e-mail
contactar

Si nos facilitas tu dirección de correo electrónico (mandándonos un e-mail a puenting@puenting.net, por ejemplo) y haciéndonos saber de dónde eres y qué te interesa hacer, te mantendremos informad@ de nuestras novedades, ofertas y actuaciones. No tienes más que hacer click donde pone "contactar" o llamarnos por teléfono: horarios de atención telefónica

origen y desarrollo del supersalto

pecios y condiciones supersalto

actuaciones que tenemos previstas

anécdotas y curiosidades del supersalto

PUPUENTINGSUPERSALTOPUPUENTING

EL GRAN PÉNDULO DE GHETTHA

8 de setiembre de 2000. Hernani, Gipuzkoa. 12:00h aproximadamente. Gerarta Arotzena Otxotorena, alias GHETTHA, subido en una vieja, pesada y sucia cesta de hierro que pende del gancho de una grúa, se dispone a realizar un sueño, un salto muy especial un SUPERSALTO. Y no se conforma con uno, sino que aprovecha el gran dispositivo desplegado y realiza 3 saltos. Por contra, ninguno de sus dos compañeros que están con las videocámaras se anima (¿se atreve?). Y el tercero (Jhonnhy) se tiene que ir por falta de tiempo.
Se trata de un salto "super" no tanto por el tamaño del mismo (33m/52 en esta ocasión) sino porque salta desde más arriba que el punto de fijación de las cuerdas. ¿Cómo es eso posible? ¿Cómo es que salta desde grúa (como en góming) pero con cuerdas?
Pues todo tiene explicación. El supersalto no es góming, no se usa goma sino cuerdas. Se trata de un puenting sin puente, es decir, se hace un péndulo, pero la función del puente lo cubren dos grúas (o una grúa y un puente, o una grúa y un aerostato, o un globo y una grúa, o dos aerostatos...), una sosteniendo las cuerdas y otra soportando la cesta de salto.

La idea surge meses antes pero, si quieres saber toda la historia, haz clikc en el botón.

origen y desarrollo del supersalto

En el siguiente diagrama podrás ver, esquemáticamente, en qué consiste el supersalto. La persona que salta sale muy pequeñita, pero es que hemos intentado representar a escala un salto desde 100m. La verdad es que los camiones no nos han salido a escala, están bastante creciditos en proporción.

Espero que con el diagrama lo hayas entendido. Ya verás que, a diferencia del góming que suele ser de caída más o menos vertical, el Supersalto es una caída pendular, así que durante toda la bajada se va acelerando (en el góming aceleras durante parte de la caída y desaceleras de nuevo hasta el punto más bajo, para acelerar y desacelerar en ascenso y así consecutivamente), alcanzando la mayor velocidad en el punto más bajo del péndulo. ¿Qué te parecería una velocidad de 145Km/h a 5 metros del suelo? Pues eso te podemos ofrecer, como es nuestro estilo, con total seguridad.

¿Eres capaz de ver a la diminuta personita que salta de la cesta y que empieza a ser recogida por las cuerdas en las siguiente foto? ¡Pues así de impresionante es nuestro Supersalto!

La primera vez que hicimos el Supersalto en público fue el 01 de octubre de 2000, en Azpeitia, en el Kilometroak (la gran fiesta anual de las Ikastolas de Gipuzkoa). 153 personas saltaron con plena satisfacción (una se rajó, quizá por causa de algún mal recuerdo, pues había sido trapecista).
Desde entonces lo hemos hecho muchas veces, incluso ofreciendo, desde la misma grúa saltos con elástico (góming o bungee). Es curioso, en estas ocasiones, por cada persona que se decide a hacer góming hay (de media) tres que prefieren el Supersalto.
La sensación es bestial, la satisfacción total (casi). Hasta ahora una sola persona se ha arrepentido de haber hecho Supersalto, y es que saltó tan rígida y contraída (después de mucho intentarlo) que quedó en mala postura, agarrada a su hermana de mala manera (saltaron juntas).
Una caída de 5 segundos, cuatro de ellos en caída libre, el viento zumbando en los oídos, las cuerdas que silban, el mundo que se ha puesto al revés (es más seguro saltar atad@s de pies) y que se balancea sin parar.
Saltos en individual, en pareja, de frente, de espaldas (sólo para experimentad@s), dejándose caer, lanzándose, gritando, cantando, reivindicando, tragándose la lengua, cerrando los ojos, abriéndolos hasta casi perderlos...
Serás el atrevido de tu grupo, pero cuando la cesta se empieza a tambalear y sube a 60, 80, 100 metros, el mundo se ve muy diferente, los coches, y hasta los buses, diminutos y la gente muy muy muy pequeñita.
Verás como salta el resto de tus compañeros de cesta, cómo llega tu hora, que el monitor te mira, te agarra, te conecta unas cuerdas con sus mosquetones, te hace arrimarte al borde abierto de la cesta y te hace una cuenta atrás: ¡3!...¡2!...¡1!... Y te repetirás, ¿para qué cojones (con perdón) he venido yo aquí?
Pero, un rayo de valentía asomará, y obedecerás a la imperiosa, alta y clara orden de salto, como si aquél monitor de marras te hubiera hipnotizado: ¡3!...¡2!...¡1!...¡tu nombre!
Ingravidez. Esa es la primera sensación, no hay sujeción, no hay referencia, no más el vacío, que se convierte en zumbido en los oídos y una progresiva sensación de que te tiran de los tobillos: las cuerdas han hecho su trabajo.
Tras unos interminables segundos de caída libre vertical, el movimiento se hace pendular, es cuando notarás la auténtica velocidad, más por lo próximo que te parecerá que pasa todo.
Las caras hacen metamorfosis: de desencajado y blanco pasan a colorado y sonriente en esos impresionantes 5 segundos.
No te pierdas la oportunidad de hacer el más grande salto, el más rápido, el SUPERSALTO. Mándanos un e-mail para que dispongamos de tu dirección y te avisaremos de cada una de nuestras próximas actuaciones, muchas de ellas a precio muy bajo, pues son financiadas por empresas, ayuntamientos, discotecas...

Pues ya sabes, dónde estamos. Y nuestros precios son inmejorables. ¡Llámanos, infórmate y reserva tu plaza!

ofertas y condiciones supersalto


ir a la página de pupuénting
volver al inicio de la página de supersalto
volver (ir) a la página inicial

 

www.aquarians.eu

www.gergertzen.eu

www.bungee-dance.net

www.goming.net