haz click para mandarnos un e-mail
contactar

Si nos facilitas tu dirección de correo electrónico (mandándonos un e-mail a puenting@puenting.net, por ejemplo) y haciéndonos saber de dónde eres y qué te interesa hacer, te mantendremos informad@ de nuestras novedades, ofertas y actuaciones. No tienes más que hacer click donde pone "contactar" o llamarnos por teléfono: horarios de atención telefónica

TARIFAS

HISTORIA

 

CURIOSIDADES

SALTOSUTRA

La antigua ciencia de las posturas de salto

Aunque hagamos el mismo salto desde el mismo puente dos veces, las sensaciones no tienen por qué ser las mismas.

[Si quieres ver alguno de estos vídeos en pantalla completa tendrás que hacer doble click sobre la pantallita correspondiente y luego, al terminar, pulsa "esc" para salir y volver a la lectura].

Sobre todo si los hacemos en diferentes posturas. Estos once pares de vídeos (los dos pares anteriores a estas letras y los nueve siguientes) son de personas que han hecho el mismo salto en distintas posturas. Así recabas impresiones sobre una y otra forma de saltar y sus sensaciones.

[para no perderte el hilo de nuestras explicaciones te recomendamos limitarte a ver sólo el primer vídeo de cada pantallita, vamos, que no selecciones ninguno de los que te ofrece Youtube tras terminar el primer visionado]

En el caso de saltar colgando de los pies (sea en la modalidad de salto que sea) al no estar en la posición habitual de nuestra vida normal (con la cabeza arriba), todo es más confuso. Más flash.
Al saltar de pie, sin embargo, todo es más consciente, más real. Nuestras referencias son más precisas: la noción del tiempo y la del espacio son más claras, exactas, reales.
Nos queda más claro en todo momento dónde estamos, hacia dónde vamos, nuestra velocidad, las distancias...
Pero, a su vez, al saltar de pie, las entrañas se van a dar una vuelta. Sí, las vísceras, que en realidad nos estan pesando en el vientre permanentemente, dejan de pesarnos en el momento en que nuestros pies abandonan el puente (o el puente abandona a nuestros pies). Siempre que mantengamos la verticalidad, claro. Y esa sensación ¡es impagable!
Si todavía no te crees lo que te indicamos de que saltar de cabeza y saltar de pie ofrece unas sensaciones muy diferentes, no tienes más que ver las caras de estas dos personas siguientes en sus dos saltos, de pie el primero y de cabeza el segundo. Su expresión en el segundo salto lo dice todo.
Es que hay que probar ambas posturas básicas. Más de la mitad de las personas que prueban ambas, declaran, tras probarlas, que les ha gustado más aquélla que menos esperaban.
Tú pruebas, tú decides. Hay gente a la que ver hacia dónde caen les genera más miedo y otras, por el contrario, a las que les da más canguelo no ver hacia dónde saltan.
Y nadie puede prever qué sentirás tú. No vale (al menos no basta con) que te lo cuenten. ¡Tienes que probarlo!
Una vez probadas la postura de colgar de los pies saltando de cabeza y la de colgar del vientre saltando de espaldas, te podemos ofrecer otras sensaciones más sin siquiera cambiar de modalidad de salto. Como la de colgar de los pies pero saltando de espaldas.
O la del salto "rosca" (en el caso de las chicas) o "tornillo" en el caso de los chicos, que consiste en saltar colgando de los pies (sea de cara o sea de espaldas) girando sobre el propio eje longitudinal.
Todas estas posturas arriba mencionadas sirven para el puénting, el pupuénting y también para el pénduling en Cofio, Madrid. Para bigóming sirven muchas de ellas, pero no el salto rosca o tornillo. Por contra, podrás saltar haciendo piruetas en el aire durante todo tu salto, sin ningún rieesgo o contraindicación. Para góming (también para el pénduling en lugares diferentes) sirven todas ellas menos la de saltar de pie. Aunque algunas personas se empeñen en hacerlo así.

Esa posición (de pie) con conexión en el pecho, cintura o vientre, está permitida (y es la básica) en saltos como puénting, pupuénting, tirolina y parabóling (y pénduling en Cofio). Mientras que está prohibida en góming. Se puede hacer, claro (esta gente la está haciendo pese a nuestras recomendaciones), pero te llevas una buena hostia con la goma en cuanto ésta se tensa (en caso de saltar con la conexión a la cintura o el vientre, incluso puede pasarte (muy muy raramente) con la conexión a los pies). Por eso la desaconsejamos encarecidamente, la prohibimos.

Aunque no te llegues a dar con la goma saltando de pie cuando ésta se tensa (se te ha preparado para saltar de cabeza pero no lo has hecho así) te llevas una centrifugación de campeonato.

El cambio de postura será tan brusco, que va ser desagradable, especialmente para tu cerebro, la parte más distante del punto de sujeción y que más se va a centrifugar en el repentino y rapidísimo cambio de postura.

Hasta la espalda te puede hacer "clac-clac-clac", como explica la chica del vídeo de abajo a la izquierda, tras un salto en esta postura inadecuada.

Y si a alguien se le ocurre venir con la idea de aumentarse una lesión y que nuestro seguro cubra, la tiene clara. Para saltar tiene que rellenar un documento en que jura que no va a saltar en esta postura (entre otras indecuadas) y que va cumplir con todas las normas e instrucciones que le hemos dado. Y, si no lo hace, allá ella.
Es más, vamos a tener una camara grabando su salto (lo hacemos "por oficio") con lo que podremos demostrar que el error fue de esa persona desaprensiva y cazaindemnizaciones. Y es que hay gente que lo hace mal de ganas, parece que se ha entrenado en hacerlo lo peor posible. ¿Será para que le publiquemos el vídeo gratis?
Aunque en el puente del Río Cofio se puede hacer góming, concretamente en su modalidad de "pénduling" de pie, pues su óptima anchura hace que no se genere este temido golpe con la goma. Golpe que sí ocurre en el de Azkoitia, ya que la goma pasa justito, va tensa, por lo que nos atrae hacia ella y nos damos con el elástico. En Azkoitia el pénduling también hay que hacerlo colgando de los pies. Obligado.
Y en el puente de Caín, en la Ruta Del Cares, al contrario, no se puede hacer (con seguridad) porque la anchura es insuficiente. También nos damos con la goma, como pasa en el góming vertical de pie, como puedes ver en este vídeo. Sólo se lo permitiremos a clientes con mucha experiencia o con casco integral de moto. Aún así éste (en Gundián) se llevó tal golpe con la goma que se le abrió el barboquejo. Y únicamente se lo habíamos permitido porque era ya veterano y muy capaz.
Volviendo al pénduling de pie en el puente del Río Cofio, es la postura que recomendamos tras probar el góming de cabeza para adelante y el góming de cabeza para atrás (luego volveremos a esta postura y modalidad). El pénduling de pie, tras haber hecho esos otros dos saltos con elástico, es una sensación muy especial y muy intensa.
De hecho, cuando alguien viene al puente del Río Cofio a hacer el pack de 4 saltos mixtos (puénting, pupuénting, góming y pénduling) o a hacer el pack de 3 saltos elásticos, le recomendamos terminar con esta modalidad y postura, pues así resulta que cada experiencia es más impresionante que la anterior (para casi la totalidad de las personas, siempre hay quien sale con otra sensación y le ha impresionado más el góming de espaldas o, incluso, el pupuénting de cabeza y hacia adelante). En el caso del pack de 3 saltos, nuestro consejo es hacer el góming de cara en primer lugar, en segundo lugar el góming dejándose caer de espaldas (si el primer salto se ha realizado adecuadamente, en otro caso ni hablar) y, para terminar el pénduling de pie.
Así el pénduling se convierte en un terrorífico salto donde se te hacen mucho más larga la caída y los rebotes.
No hay más que escuchar la valoración del saltador, que acababa de hacer góming vertical pero saltando de cara al vacío.
Siendo, como es, el góming saltando de cara al vacío una experiencia acojonante, tras haber probado esa postura y tras haber probado la aterradora experiencia de dejarse caer para atras mirando al puente, resulta que el pénduling de pie es tan diferente y su sensación (que se espera más suave) es tan intensa, que, no tenemos duda, y la mayoría de nuestra clientela tampoco: hay que probarla.
En realidad hay que probar todas las modalidades y posturas que te contamos aquí, pero, al final tú decides.
Para eso hemos creado esta página, para que sepas de qué va cada cosa. Y puedas escoger.
El salto de espaldas colgando de los pies, para góming, recomendamos hacerlo dejándose caer.
Esa postura (y la manera) de que la gente sienta más pánico, y de que ponga las mayores caras de pánico que pondrá en su vidas. Excepto si la vienen a asesinar de cara y ella se da cuenta antes, claro.
La razón de esta expresión (y expresividad) es que yendo de espaldas, en góming, hay varios segundos de caída libre, en que no notas que nada te sujete. A la vez, no ves hacia dónde caes y, si a eso le añadimos que ves cómo se aleja el puente... ¡La cara de terror está servida!
No nos inventamos nada. Para muestra un botón (o varios). Más dice una foto (o muchas) que todas nuestras palabras.

Ésta es la modalidad (o variante) de salto más "heavy" en sensaciones, al menos en caras de pánico, salvo el caso de ser la primera persona en probar un salto en el mundo mundial (lo hemos hecho varias veces, que más de la mitad de nuestras modalidades de salto son de nuestra invención). Ahora también te ofrecemos esa posibilidad en exclusivas y primicias.
¿Cuándo has podido disfrutar de semejante colección de caras de terror?
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Otra forma "especial" de saltar desde un puente es "en bolas". Sí, como viniste al mundo. No, por el riesgo (o incomodidad) no hay problema, ninguno. Se puede hacer. Un chico ya lo ha hecho, repitió además Y, como fue el primero, se llevó el salto gratis. Chica todavía no se ha animado ni una. La primera, pues, tiene salto gratis, y un hueco reservado a continuación.
 
Otra variante de salto que ofrecemos es que salten dos personas juntas. El salto tándem. Lo hemos hecho muchas veces, tanto desde puente como desde grúa. No es posible en todas las modalidades (por peso en góming es más difícil) , ni en todos los puentes(en los que tenemos sistema de recuperación hacia arriba se complica sobremanera).
Y no lo permitimos como primer salto de nadie, pues, aunque alguien se pueda sentir más segur@ por ir agarrad@ a otra persona y que ella de el paso, nada de eso, esto es mucho más peligroso que saltar en individual. Por eso, si previamente no demuestras capacidad de saltar a solas, no te dejaremos saltar con otra persona. Somos profesionales no kamikazes o asesinos.
   
También se puede saltar de un puente con la postura de "el pino" como punto de partida. Hay que tener brazos para sostenerse antes de empezar a caer, pero es algo que merece la pena probar. Y es una forma sencilla de poder hacer piruetas ("mortales") sin experiencia previa ni preparación especial.
Hay otra forma de hacer piruetas sin ser especialmente atlétic@ y sin preparación previa es el bigóming. El góming con dos (haces de) gomas independientes una de cada lado.
Para el bigóming ni siquiera te vamos a exigir haber hecho más saltos con anterioridad. Pues no hay goma en medio con la que podamos chocar o liarnos.
Puedes venr a hacer bigóming con nosotr@s como tu primer salto. Pero vente en bañador. Te vas a mojar.
Y para que no te falte variedad, el bigóming no es la única manera en que saltar tocando agua. El góming vertical también nos lo permite, y en puentes varios.
El de La Salve en Bilbao.Sobre el Nervión y al lado del museo Guggenheim.
El de El Grado en Huesca, sobre el embalse del mismo nombre.
El de "El Puente Nuevo" o "A Ponte Nova" en Lugo. Sobre el río Miño.
Y el de Gundián en Galicia. Sobre el río Ulla.
 
Pero no te creas que con una sola goma no se pueda hacer más que dejarse caer... o que con una sola goma no se puedan hacer piruetas.

Cuando seas una persona capacitada, entrenada y nos fiemos de ti. Te podremos proponer el pénduling haciendo piruetas. A ver cuándo lo podemos hacer tocando, además, agua.

Todo un mundo de experiencias a tu servicio.
¡Hasta cuando quieras!

ir a la página de góming (bungy jumping)
volver (ir) al inicio de  la página de tirogóming
volver (ir) a la página principal