haz click para mandarnos un e-mail
contactar

Si nos facilitas tu dirección de correo electrónico (mandándonos un e-mail a puenting@puenting.net, por ejemplo) y haciéndonos saber de dónde eres y qué te interesa hacer, te mantendremos informad@ de nuestras novedades, ofertas y actuaciones. No tienes más que hacer click donde pone "contactar" o llamarnos por teléfono: horarios de atención telefónica

TARIFAS

HISTORIA

CURIOSIDADES

PUPUENTINGPUPUÉNTINGPUPUENTING

EL DOBLE PÉNDULO ESCALONADO DE GHETTHA

doble salto pendular escalonado desde puente con cuerdas de escalada

3 de julio de 1999, puente de Azkoitia-Azkarate. Gerarta Arotzena Otxotorena (Ghettha) termina de instalar dos cuerdas de salto, en un complejo sistema que pasa dos veces bajo el puente, emplea cinco cuerdas, cuatro ochos, nueve poleas y sus correspondientes mosquetones. Comprueba todo dos veces, como es habitual en él, y en ambas el resultado es satisfactorio, como debe ser.
Un joven de Pamplona, Javi, se coloca en el punto de salto y escucha la alta y clara cuenta atrás: «3...2...1... ¡¡¡Javi!!!».

Se lanza, cae realizando un perfecto péndulo de 25m de radio, pero, al llegar al punto opuesto, las cuerdas ceden, precipitándose Javi hacia el suelo.

Nota cómo las cuerdas dejan de sujetarlo, esa fuerte sensación de caída libre... De forma instintiva, se aferra a las cuerdas y tira de ellas, ansiando su sostén, su seguridad. Pasan uno... dos... tres segundos interminables de caída... Su cara de espanto se convierte en satisfacción, euforia, cuando las cuerdas lo recogen y acunan 50m más abajo, alcanzando 115Km/h. Ha realizado el primer PUPUÉNTING. ¡¡¡¡Total!!!

Gerarta, el inventor de este impresionante salto, no tiene el honor de ser el primero, pues no hay nadie preparado para echarlo a él. Tendrá que esperar al sábado siguiente, adiestrar a otra persona y hacer su primer salto.

La primera parte del pupuénting (figuras 1-5), es igual que un puénting normal, la única diferencia es que hay más material instalado en el puente y las cuerdas pasan dos veces por debajo del mismo.

La diferencia viene con el paso 6 y siguientes, pues, en vez de quedarnos en el mismo péndulo (como en el puénting), pasamos a describir otro bastante más grande (de más del doble de radio). La diferencia, sobre todo, es apreciable comparando el punto de vuelta del puénting (equivalente a figura 1) con el punto de vuelta del pupuénting (figura 11).

Desde el día del estreno, antes relatado, han pasado ya años y más de 4.000 personas han probado este salto. Bueno, no han sido tantas, pues parte de esos saltos han sido de repetición, y eso habla bien de la satisfacción obtenida: plena.

Por ejemplo, Zigor Serrano se envició, y salto unas 5 veces el mismo día, dándonos la oportunidad de grabar hasta con tres cámaras el mismo salto. He aquí el vídeo obtenido:

La invención del Pupuénting fue un largo camino de tres años cavilando cómo conseguir aprovechar mejor la gran altura de este puente de una forma segura. Antes que la solución del doble péndulo escalonado Gerarta barajó otras tres posibilidades, desechadas por su riesgo, su complejidad o su precio.

HISTORIA

No fue un camino infructoso, al contrario, aparte de la cuarta solución, la que fructificó en el pupuénting, otra de ellas, la tercera, vino a dar origen al

Para practicar pupuénting hace falta un puente de altura desproporcionada (en relación a su anchura). Varios puentes nos sirven para esta finalidad, el de Azkotia-Azkarate o Madariaga (de 14m de ancho y 62m de altura máxima), el del Río Cofio, en Madrid (10m de ancho y 65m de altura máxima), el de El Rosico (de 11m de ancho y 32 de altura máxima), el de Cruzul, en Lugo (de hasta 105m de alto)... Y seguimos buscando otros puentes practicables para ofrecértelos para pupuénting en exclusiva.

Así puentes que se desaprovechan mucho haciendo meramente puénting, resultan mucho más emocionantes gracias a esta modalidad. Los 25m de caída aproximada que se hacen en Azkotia (Azkarate-Madariaga), tras 2,25s de caída y unos 70Km/h de velocidad punta...

... se transforman en pupuénting: los 50m de la segunda caída se alcanzan en 9 segundos (tras una primera caída de 25m y subirlos de nuevo), llegando a una velocidad teórica de 125Km/h, que, en la práctica, se limitan a 115, debido al rozamiento con el aire de saltador@ y cuerdas (tienes que oír cómo silban). Es el momento culminante del pupuénting, allí donde la cara de quien salta se transforma, sus gestos y expresiones se disparan, en un vano intento por detener la segunda y más temida caída.

Como ya hemos señalado anteriormente, damos mucha importancia a la seguridad. Somos quienes comenzamos a duplicar absolutamente todos los sistemas de seguridad (tanto elementos como comprobaciones), garantizando totalmente el salto. No hay un sólo punto en la cadena que de fallar provoque un accidente, todo todo todo va duplicado, todo. Sí, también el arnés, tooooodo. Así hemos conseguido hacer más de 26.000 saltos sin un solo fallo en toda la cadena, con, al menos, dos previas comprobaciones satisfactorias por cada salto.

También somos la única empresa que damos permiso personalizado, nominal, tanto para ponerse en el punto de salto («Ana, sube» o «Ana, pasa al otro lado»), como para saltar («3...2...1...¡¡Ana!!). Nos parece fundamental cantar el nombre de cada cliente, para evitar equívocos, confusiones, para culminar como es debido un meticuloso proceso de preparación y comprobación.

La seguridad es nuestro lema principal, pero sin quitar un ápice a la emoción, pues ofrecemos la posibilidad de saltar desde encima de la barandilla con la máxima comodidad (una escalera de aluminio nos facilita la subida y dos barras de acero inoxidable nos dan un perfecto y agradable agarradero hasta el momento del salto); ofrecemos en exclusiva el más grande salto desde puente (el pupuénting de nuestra invención de hasta 90m reales de caída); hacemos saltos en tándem (con monitor@ u otr@ client@) para quien no se atreve a soltar la barandilla; y para quien quiera más, tenemos saltos elásticos en un estrecho cañón de 134m de altura.

Entre otras cosas filmamos los saltos con hasta tres cámaras digitales de 3CCD (profesionales), ofrecemos el vídeo de todos los saltos del día con portada personalizada, incluyendo media docena de fotos (las mejores imágenes) del salto (o de los saltos) de cada persona, ¿o es que te crees que estas imágenes las hemos comprado o, acaso, robado?

Los vídeos nos brindan la posibilidad de observar minuciosamente lo que ocurre y así descubrir cómo mejorar.

 

Y por si todo esto no fuera poco, ofrecemos los mejores (los más justos) precios: 10€ por un salto de 24m/32, 18 por el de 24+48m/61. A esto hay que añadirle el precio del equipamiento (2 ó 3 euros, dependiendo de la postura), el de la instalación y el de nuestro desplazamiento (que puede ser el del grupo si se puede aprovechar nuestro viaje).

TARIFAS

 



www.aquarians.eu

www.gergertzen.eu

www.bungee-dance.net

www.goming.net